TORVIZCÓN- Marranillo de San Antón

MARRANILLO DE SAN ANTÓN - TORVIZCÓN (Granada)

Tema : Fiestas

Fiestas de San Antón (San Antonio Abad, 17 de enero)

 

Aunque la fiesta de San Antón es el día 17 de enero, en Torvizcón se suele celebrar el siguiente fin de semana, para facilitar el desplazamiento a la fiesta, a las personas que viven fuera del pueblo.

 

Los vecinos de la población se encargan de criar y alimentar al “marranillo de San Antón” (uno o dos cerdos), que durante el año campa unos meses a sus anchas por las calles de la población con un lazo rojo atado al cuelo. Como digo son los vecinos los que lo alimentan para que cuando se sortee en las fiestas entre ellos el día de San Antón, esté ya “bien criao”.

 

Hay que decir que el cerdo tiene lugar para guarecerse y descansar, durante el tiempo que es “propiedad comunitaria”, lugar facilitado por el Ayuntamiento de la población.

 

«Todos los días, a eso de las nueve de la mañana, se le abre la puerta para que salgan los dos marranicos de su flamante casa y, como de costumbre, sean mantenidos por los vecinos que son los encargados de que no le falten comida ni agua. Ya a las cinco y media, como si los animalillos tuviesen un reloj, se encierran ellos solos, y algún concejal se encarga de cerrarle la puerta».

 

Una de las tradiciones más curiosas de toda La Alpujarra.

 

Asimismo, la noche de San Antón, se lleva a cabo el encendido de chiscos o luminarias, que previamente se han repartido por los barrios de la población, y que se han cortado de los días previos, y las que se aprovechan después de su quema para asar carne, tocino, o careta de cerdo en las ascuas y regar las gargantas con algún trago de vino del terreno.

 

Esta parte de la fiesta que ya ha sido declara fiesta de Interés Turístico Nacional, ya hace algunos años que premia con el trofeo “Viña de oro” que premia a instituciones, empresas organismos o personas, cuyos logros a lo largo del año hayan sido importantes ya sea a nivel nacional como regional y provincial. El citado trofeo consiste en una estatuilla dorada compuesta por un gran racimo de uvas sobre el que reposa un lagar y dos pisadores ataviados con la ropa tradicional de la vendimia de la comarca.

Para más detalle ver la web del Ayuntamiento de Torvizcón 

Fotografías de: Isabel Amat Parra