LA VENGANZA ES UN PLATO...

 

Jamás pudo imaginar el guionista Luciano Vicenzoni, allá por los años 60 cuando escribió el guión de Death rides a horse, (De hombre a hombre o De uomo a uomo) que su sólido guión, uno de los mejores del llamado spaguetti western, que dirigiera dignamente Sergio Corbucci (y que fué estrenado allá por el año 1967), tendría una frase que haría famosa en 2003 Quentin Tarantino, en una de las mejores obras que ha dirigido hasta la fecha. Me refiero claramente a sus ya famosas Kill Bill I y II.

 

La frase en cuestión es la siguiente:

 

"La venganza es un plato que hay que servirlo frío"

 

 

Frase ésta, que no recuerdo literalmente, si es así o con alguna variante. Esta misma frase dio título a La venganza es un plato que se sirve frío (Vengeance is a Dish Served Cold, La vendetta è un piatto che si serve freddo), película dirigida por Pasquale Squitieri en 1971, cuatro años más tarde de estrenar Corbucci la suya, y que bien pudo ser tomada del film de Vicenzoni-Corbucci.

Ya sabéis casi todos, que Tarantino, ha utilizado en multitud de veces en su cine referencias a otras películas, y a otras músicas, concretamente en Kill Bill también utiliza la música de Death rides a horse, que fue escrita por el gran maestro Morricone. El tema principal con unos coros majestuosos, y que el bueno de Tarantino los coloca en su obra, también.

 

Si afinamos un poquito más también nos encontramos que Kill Bill también se basa en el triángulo que ha dado fama al western, y sobre todo al spaguetti western, y aquí es donde yo quería llegar.

 

La simpleza de los argumentos es lo que probablemente hizo que alcanzaran los westerns  el éxito que tuvieron a a partir de los años sesenta/setenta del pasado siglo XX, y que hoy, después de tantos años, se sigue hablando de ellos, porque -como pasa con algunas de las temáticas actuales- no necesitan de un público "intelectualoide", para comprenderlo.

 

Hay un triángulo que predomina en todos ellos

 

                                       HECHO DELICTIVO

                          /                                            \

 

VENGANZA              __                         JUSTICIA

 

 

Este triángulo se da en Death rides a horse, sobre la que "piratea" algo Tarantino, y se da en tantos otros como La muerte tenía un precio, Hasta que llegó su hora,... y podríamos hacer una interminable lista.

 

 

Los espectadores de las "películas del oeste" de los años 60 o 70, no teníamos una formación cultural mínima, o ni siquiera la teníamos, pero si entendíamos que el que hacía el mal tenía que ser castigado y ajusticiado "como Dios manda", y eso lo encontrábamos en aquellas películas. Así pasa también en Kill Bill.