BREVE MANUAL DE FILATELIA

1. INTRODUCCIÓN

 

 

Para entrar por la puerta grande del

 filatelismo es necesario dejar a un

 lado la idea del  negocio fabuloso”

A. Serrano Pareja

 

FILATELIA es el arte que trata del conocimiento de los sellos principalmente de los de Correos. La palabra procede del griego “philos” que quiere decir amigo y de “telos” que quiere decir tributo. El arte de la filatelia no consiste solamente en reunir sellos, sino también en coleccionar objetos varios concernientes a los mismos.

 

FORMAS DE COLECCIONAR. Existen muy diversas formas de iniciar una colección de sellos. Las principales suelen ser dos: por países o por materias, esto es:

1.Por países: Agrupados los sellos por países. España, Francia, Italia, etc.

 

2.Por materias: Se agrupan los sellos por las distintas materias: Animales, Deportes, Personajes, Arte, Mariposas, Trenes, etc.

 

Aparte de las dos reseñadas, hay quien colecciona también sellos en “hojas bloque”, sobres del primer día, sobres raros, etc.

 

MATERIALES NECESARIOS. Hay algunos materiales que son imprescindibles para el coleccionismo de sellos, son los siguientes:

 

-CUADERNOS O CLASIFICADORES      -ALBUMES (de hojas sueltas)

-TIJERAS, LUPA Y PINZAS                   -FIJASELLOS (o Charnelas)

-CATÁLOGOS                                    -FILOESTUCHES

 

 

Aquí tenemos un ejemplo de sello, que tiene las siguientes inscripciones:

1. Arriba con letras grandes el motivo del lanzamiento: Ano Mundial das Comunicaçoes (Año mundial de las Comunicaciones)

2. A la derecha y arriba el importe del sello

3. En letra pequeña a la izquierda el año de lanzamiento: correios 1983

4. En letra pequeña y a la derecha el nombre de R. Hill que fue el inventor del sello de correos.

5. En el dibujo se representa el primer sello (penny black), una carta, y la imagen del inventor del sello Rowland Hill.

6. Por último abajo y con letras grandes el nombre del país: Guiné Bissau (en español Guinea Bissau.

Como puedes ver en un sello se pueden aprender muchas cosas.

 

1.Cuadernos o Clasificadores. Los cuadernos pueden utilizarse para pegar sellos usados, agrupándolos como mejor convenga, y los clasificadores suelen utilizarse para los sellos nuevos, o sellos que no se quieran pegar. (Hoy hay clasificadores baratos, para no tener que pegar los sellos)

2.Álbumes o hojas. Los venden en las filatelias y son muy variados, según el país o tema que interese, o las hojas con o sin dibujos, hay mucha variedad.

3.Tijeras. Son imprescindibles para recortar el sello antes de despegarlo. Las mismas que utilizas para el colegio te sirven.

4.Lupa. También es imprescindible, pues en muchos sellos el texto aparece con letra tan pequeña que es muy difícil leerla si no es con la lupa. Igual pasa con el año de emisión y otros datos que aparecen en la mayoría de los sellos.

5. Pinzas. Pueden servir unas pinzas de las que utiliza mamá para depilarse, o comprarse unas específicas en la filatelia.

6.Fijasellos. También llamados charnelas, y son hojitas engomadas que humedeciéndolas sirven para fijar los sellos en el álbum o en el cuaderno. No recomendables en los sellos nuevos, pues pierden valor los sellos y además se estropean un poco.

7. Catálogos. Los catálogos son muy recomendables, los hay de España, y otros muchos países, así como un catálogo internacional de Yvert et Tellier (pero este es muy caro) Para comenzar una colección el catálogo puede ser muy útil pero no es imprescindible.

8. Filo estuches. Son fundas de plástico que se pegan en el álbum y en las que se mete el sello para que no se estropee. Hay de muchos tamaños y tienen abertura por dos o tres lados. Se utilizan para los sellos nuevos.

Además de las cosas citadas existen otras pero que no son imprescindibles, como son: el odontómetro (para medir los sellos), etc.

 

2. CLASES DE SELLOS

 

Como hemos dicho antes, los sellos de correos se pueden coleccionar de distintas formas: sellos usados, sellos nuevos, y hojitas de máquinas expendedoras, que hoy están muy de moda.

 

1.Sellos usados. Son los más fáciles de coleccionar, aunque requieren un poco más de trabajo, pero ese es el auténtico mérito del coleccionista, “trabajar” los sellos de su colección para disfrutarlo en todo su valor, y lo que es más importante, para aprender con el sello. Los sellos usados se pueden conseguir de varias formas; en las cartas que se reciben, intercambiando con amigos, vuestros padres pueden colaborar con vosotros, y también los venden en las filatelias. En Granada hay también un “Mercadillo” los domingos por la mañana en Puerta Real.

 

 

 

 

Ejemplo de sello usado con muy poca mancha de matasellos. Es importante que los sellos no estén muy manchados, ya que quedan muy feos y pierden valor.

 

2.Sellos nuevos. El sello nuevo puede resultar de mas valor para el coleccionista, pero no tiene tanto mérito, ya que solo hay que comprarlo y ponerlo en el álbum, o en clasificador. Los sellos nuevos se pueden adquirir en Correos, en las filatelias, en los estancos y también intercambiando con amigos.

3.Hojitas (ATM) Los hojas no se pueden despegar como los sellos, hay que recortarla con cuidado dejándole un poco de margen. Hoy se utilizan mucho.

 

3. ACTIVIDADES ELEMENTALES

 

    El primer paso para iniciar una colección de sellos es tener los sellos. Estos se pueden conseguir como he dicho antes de diversas maneras: guardando de las cartas que se reciban, escribiendo a los amigos y pidiendo que contesten, pidiéndolos a los familiares, y por supuesto, comprándolos en las filatelias que los venden en sobres con distintas cantidades (hay sobres de 100, 200, etc., que no son muy caros y suelen ser agrupados por materias)

    Si los sellos se han comprado, no hay que despegarlos, pues ya los venden despegados, pero si los sellos son recortados de las cartas tienen un proceso hasta que llegan al álbum o al clasificador. El proceso es el siguiente:

 1.      Recortar el sello: Para recortar el sello del sobre hay que ser muy cuidadoso, ya que si por error se le corta algo al sello éste pierde su valor, por lo tanto se recortarán dejando un margen de 1 centímetro por lo menos.

2.      Mojar el sello.  Para poder despegar el sello, es necesario humedecerlo de la forma siguiente: después de haberlos recortado, se pondrá un recipiente con agua, puede ser un plato hondo o un recipiente buscado a tal efecto en las tiendas de Todo a cien, no tiene que ser muy grande, como mucho 20 o 30 centímetros de diámetro. En el recipiente se pondrá el agua suficiente  como para cubrir los sellos completamente. Es conveniente que el agua esté templado (no hirviendo), se le añadirá un poco de sal (la sal es para evitar que la tinta del matasellos de corra y se manche el sello)

3.      Despegar el sello. Los sellos se dejará en agua al menos 15 minutos, con lo que casi se despegarán solos. Los que no lo hagan se les ayudará con la mano, cogiendo con una mano el sello y con mucho cuidado retirando el papel. Si aún así no se despegara bien hay que dejarlo más tiempo en agua. Al despegarlos se irán poniendo en el filo del recipiente para que escurran las gotas más gordas de agua.

4. Secar el sello. Después de haberlos escurrido los sellos hay que secarlos completamente. La mejor forma será así: Se habrán preparada previamente unas hojas de periódico dobladas, y sobre ellas se irán depositando los sellos con el dibujo sobre el periódico para evitar que se peguen con la goma todavía húmeda. Se dejarán en el periódico hasta que empiecen a ondularse y que no tengan ya ninguna agua en gotas. A continuación se pueden poner entre las hojas de algún libro viejo que tengamos, (es importante que no tenga las hojas de brillo, pues se pega el sello) o también se pueden “planchar” poniendo otra hoja de periódico encima de los sellos, y se les pondrá algo de peso para que al secarse queden planchados completamente.

 

4. LOS SELLOS REPES

 

 

    Los sellos repetidos se guardarán de la forma que mejor convenga, (puede ser en uno de los sobres usados que se le hay quitado el sello) pensando en que se pueden intercambiar con amigos, o hacer otra colección para tu hermano o para tu hermana. Pero es muy importante saber cuando un sello es “repe”. No es suficiente con mirar que es del mismo color y con el mismo dibujo. Sucede a veces que es igual de dibujo y color y es de distinto importe, por ser de la misma serie. Por lo tanto antes de pensar  el sello es repetido es necesario comprobar con la lupa el pié de imprenta y el importe del mismo. Incluso se puede dar el caso de que un sello tenga las letras equivocadas, o alguna otra circunstancia. Por lo tanto ¡mucho cuidado antes de pensar que el sello es repetido!

 

5. SOBRES DEL PRIMER DIA

 

    Los sellos nuevos de España los hacen en la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (aparece al pié de los mismos con estas iniciales F.N.M.T.) y los pone a la venta Correos. Cuando se hace una emisión especial con motivo de alguna fecha importante, en correos suelen vender el sobre del primer día que consiste en un sobre con el sello emitido, y con el matasellos de ese primer día de circulación, y en dicho matasellos suele mencionar los datos del evento que se celebra. 

 

6. SOBRECARGAS

 

    Se llama sobrecarga cuando un sello que se emitió con un valor, se le pone algún otro sello impreso encima, con otro importe, o con algún mensaje. Estos sellos tienen un valor especial.

 

7. SERIES DE SELLOS

 

    Una serie de sellos, por lo general con el mismo dibujo o tema, emitida por Correos para conmemorar un hecho importante. Las series completas suelen estar formadas por 2 o más sellos. Aunque algunas veces salen de un solo sello.

 

8. SOBRES RAROS


 

    Puede suceder que recibas algún sobre decorado o de algún personaje importante, en ese caso debes conservarlo lo mejor posible sin romperlo y con el sello puesto, lo mismo que los sobres del primer día.

 

 

 

Sello de de España, de la serie

"Escenas del Quijote"

9. VALOR EDUCATIVO DE LOS SELLOS

 

    Como ya sabrás, los sellos de correos tienen un valor económico, pero mucho más importante que ese valor es la cantidad de cosas que puedes aprender con los mismos.

    En los sellos puedes ver las fechas de cualquier evento importante, puedes saber el nombre de todos los países del mundo, las costumbres que tienen, los animales que hay en peligro de extinción, las banderas del mundo, las flores que existen en ese país... y un largo etc.

    También aparecen en los sellos muchos personajes importantes como son: reyes, gobernantes, escritores, artistas, cantantes, deportistas, bailarines, científicos, y mucha gente que ni te imaginas.

Asimismo, verás trajes típicos de otros países, coches antiguos, trenes, mariposas, animales salvajes, cuadros de pintores, esculturas,  monumentos, y muchas cosas más. 


 

 

 

Sello de la Alhambra de Granada

(con motivo de haberle concedido

el premio Aga Kahn de Arquitectura)

 

    Para ampliar conocimientos hay muchas páginas en Internet dedicadas a la filatelia, así como vocabulario filatélico.

 

Francisco Pelegrina López