LEWIS HINE (1874-1940)

JOVEN EMIGRANTE. Copyright George Eastman House. Rochester (prohibida su venta)
JOVEN EMIGRANTE. Copyright George Eastman House. Rochester (prohibida su venta)

TEXTO TOMADO DEL FOLLETO QUE ACOMPAÑABA A LA OBRA: Lewis Hine. Catálogo de la exposición. Granada, Diputación Provincial, 1991, y las fotografías reproducidas de las postales que acompañaban a dicha obra.

 

LEWIS HINE (1874-1940). Nace e Oshkosh (Wisconsin) el 26 de septiembre de 1874. Comienza fotografiar a partir de 1904.En un principio retrata a los inmigrantes de Ellis Island y entre 1908 y 1917 documenta para el National Child Labor Committee, las fechorías de un capitalismo a ultranza. A partir de 1919 y hasta 1931, después de haber fotografiado una Europa devastada por la Primera Guerra Mundial, idealiza el hombre en su ascensión hacia los tiempos modernos. Muere en la miseria el 3 de noviembre de 1940 en Hastings-on-Hudson, en el Estado de Nueva York.

 

En 1904, Ellis Island, islote en el puerto de Nueva york y antesala de América, se utiliza para la selección de hombres, mujeres y niños llegados del viejo mundo. Analfabetos en su mayor parte, sin hablar una sola palabra de inglés, los que son aceptados formarán la mano de obra explotada de las fábricas y la población de los tugurios. Sus hijos trabajarán catorce horas diarias, seis días a la semana, algunos bajo el calor aplastante del campo, otros en el polvo asesino de las minas. Testigo ocular, Lewis Hine hace estallar el magnesio de su flash y desaparece en la luz blanca del relámpago, llevando consigo las imágenes latentes de rostros donde se mezclan la resignación, el temor y la esperanza.

Detalle de OBRERA EN UNA CONFITERIA (1925). Copyright GEORGE EASTMAN HOUSE (Rochester). PROHIBIDA SU VENTA
Detalle de OBRERA EN UNA CONFITERIA (1925). Copyright GEORGE EASTMAN HOUSE (Rochester). PROHIBIDA SU VENTA

Para los que se quedan en Nueva York, el sudeste de Manhattan es la última parada de un largo recorrido iniciado en algún lugar de Europa. Hine los ha seguido hasta este barrio infame que corroe sus sueños y los deshumaniza. Penetra por todas partes para fotografiar la realidad cotidiana de esta otra mitad relegada a la impotencia. La veracidad de sus fotografías es tal que las personas que las habitan parecen atrapados en el instante efímero de sus gestos, a punto de cobrar vida de un momento a otro.

De todas las situaciones dramáticas de las que Lewis Hine es testigo, la que le parece más indignante es la envilecedora utilización de los niños. Ellos son la presa fácil y silenciosa de un sistema cuyo único principio es el lucro. Las fotografías que realiza para el National Child Labor Committee  (organización creada contra el empleo de niños en la industria pesada9, son las más elocuentes de su carrera. Hine revela una realidad hasta entonces desconocida: la de los niños-trabajadores, recolectores de algodón o de patatas, niños de las funciones y de las fábricas, niños sin edad rompedores de carbón. No es sólo que el tema sea particularmente patético, sino que su manera de operar confiere a sus imágenes una gran fuerza. Su relación con los niños, la iluminación y el encuadre hacen que sus fotografías informen a la vez que conmueven a la opinión pública. 

En 1918, cuando la Gran Guerra toca a su fin, Lewis Hine parte hacia una Europa herida de muerte. Contratado por la Cruz Roja americana, fotografía el legado inmediato de un conflicto aún inimaginable. En Francia, en Bélgica, en Italia, en la península balcánica se multiplican las ruinas, la desolación, los refugiados y el hambre. Transportado al corazón de la historia. Hine fotografía un mundo medieval. Las fotografías que realiza, como todas las que ha realizado desde Ellis Island hasta las minas de los Apalaches, tienen el mismo y único principio: despertar una toma de conciencia. Ofrece la prueba fotográfica de una barbarie sin nombre. Y gracias precisamente a esta prueba incontestable, la Cruz Roja obtendrá la ayuda que reclamaba y que todavía no había obtenido a pesar de sus incesantes llamamientos.

FOTOGRAFÍAS DE LEWIS HINE

Copyright de todas las fotografías: GEORGE EATSMAN HOUSE (ROCHESTER). Prohibida su reproducción.