BÉRCHULES

Para la descripcion actual os remito a Wikipedia, y en la página del Ayuntamiento que es muy completa.

 

 

DESCRIPCIÓN DE PASCUAL MADOZ A MEDIADOS

DEL SIGLO XIX

 

“Lugar con ayuntamiento en la prov. de Granada, partido judicial de Ugijar. Situado al Este un una pendiente suave, aunque de lejos parece escabrosa, en la falda de Sierra-Nevada, y dividido en dos barrios distintos entre sí medio cuarto de legua; el uno alto, denominado Berchul o Verchul, y el otro bajo, Alcutar, Alcuxeiro en tiempo de moros. En el invierno es en cierto modo desagradable por los fríos, nieves y vientos fuertes de Levante que le combaten; pero el verano compensa con usura las incomodidades del invierno, porque su situación pintoresca, el aire puro y fresco que se respira, la vegetación florida que se ve por todas partes, los arroyos, las cascadas, la variedad de árboles, todo ofrece un conjunto sorprendente más fácil de admirarse que de describirse, y que no en vano mereció de los árabes el nombre de Bergeles, corrompido hoy en Berchules: no se conocen enfermedades endémicas, y las más comunes con pleuresías. Tiene 350 casas, si se cuentan todas, aun las más miserables casuchas, pues por lo demás solo hay unos 40 edificios regulares, con más anchura que buenas proporciones, construidos como los demás de piedra negra; calles sin simetría y desempedradas; una plaza bastante espaciosa junto a la iglesia de san Juan; otra en medio del barrio de Berchul, rodeada de asientos, con una fuente a un lado, y vistas agradables; casa consistorial, cárcel, pósito, escuela para niños en un lugar que fue en otro tiempo ermita, a la que concurren unos 120 en invierno y 80 en el verano, dirigida por un maestro dotado en 4.200 reales, con la obligación de tener un pasante, cuya cantidad se reparte entre los vecinos, a excepción de 1,100 reales que da el ayuntamiento de los fondos de propios, otra de niñas sostenida por las que asisten, que son en corto número; varias fuentes, siendo las más notables por su abundancia, no por su ornato, de que todas carecen, la de la iglesia, la Grande, la de la Plaza, la de la Platería, de la Salud y de García, siendo de advertir que habrá una fuente para cada 20 casas, y que todas son de aguas riquísimas, como filtradas de Sierra-Nevada.

            Tuvo siempre este pueblo dos parroquias hasta la creación de los cuartos propios, desde cuya época quedó una sola (San Juan Bautista), situada en el barrio de Berchul, dividida en tres naves de 123 pies de largo, 63 de ancho, con 7 altares, el mayor adornado con un precioso tabernáculo de 8 columnas, sostenido por dos ángeles: el curato es de término, y hay para su servicio un cura, 2 beneficiados y un sacristán. Juan a esta iglesia se conserva una pequeña capilla donde fue degollado por los moriscos el beneficiado de Olvera, y para perpetuar su memoria, existe su retrato representando el acto del martirio: es venerado por los vecinos. Como verdadero mártir, costando de noche una lamparilla incendiada, y sus restos humanos, con los de otros cristianos, están depositados en un sitio particular a la entrada y lado izquierdo de la iglesia de Santa María La Mayor. Esta fue la otra parroquia que existió en el barrio de Alcutar hasta el año 1789, en cuya época se arruinó, y se construyó otra en sitio diferente, la cual sirve como de auxiliar de la matriz, y tiene una nave de 87 pies de largo, 39 de ancho y 5 altares, y para su servicio un beneficiado y un sacristán. En el promedio de ambos barr9os había una ermita dedicada a los santos Marcos, Sebastián y Santa Lucía, con fincas para el sostenimiento del culto y pagar un capellán que residía en una habitación contigua, y tenía obligación de decir la misa del alba en los días festivos; pero vendidos los bienes, se inutilizó, faltó el capellán, se trasladaron las imágenes y ornamentos a las iglesias, y el local, sumamente deteriorado, sirve, como hemos dicho, para la escuela de niños. En cada uno de los barrios hay un cementerio.

            El término confina al Norte con los de Lanteira y Jerez del Marquesado; Este Mecina Bombaron; Sur Jubiles, Narila y Cádiar, y Oeste con el de Trevelez o Entrevelez, extendiéndose 3 y ½ leguas de Norte a Sur y 1 y ½ de Este a Oeste.

            El terreno es quebrado, áspero y pendiente, y su apacibles sierra tiene un buen monte encinar y varios cortijos de labor habitados solo en el verano: la tierra es negra en lo general y delgada, de calidad inferior, pero bastante productiva a beneficio del agua y las labores; la vega extensísima, dominando las de Narila y Cadiar, que le sirven como de estribo, Laujar y su llano, alcolea, la vega de Berja y aun los buques que cruzan el Mediterráneo por la costa de Adra. En la falda de la sierra hay algún monte alto de encinas, siendo sumamente escaso el bajo y tanto uno como otro se cubren de nieve en el invierno, en términos de sufrir mucho la población por la escasez de leña. Nacen en el término dos ríos, llamado el uno Chico y el otro Grande, cuyo origen se halla en la cumbre de Sierra-Nevada y sitio denominado Puerto del Rejón: los dos nacimientos son al principio escasos, y se aumenta su caudal con las nieves que se derriten en el estío. A 2 leguas de la cumbre se unen, formando uno solo que toma el nombre de Berchules, y a ½ legua de esta población se denomina de Cadiar, por pasar bañando las casas del pueblo así nombrado: a la distancia de cinco leguas del mismo se llama de Órgiva, luego de Valecillos o Belez de Benudaya, y últimamente del Guadalfeo, desembocando en el mar a la derecha de Motril. Del principio de este rio, en la jurisdicción del lugar de que tratamos, salen 8 acequias que suministran agua abundante para regar toda la extensión del término, la vega de Mecina Bombarón y parte de las de Jubiles, Timar, Lobras, Cadiar y Narila: inmediatas a la población hay bastantes fuentecitas que se reproducen muchas veces antes de llegar al río, sirviendo sus aguas para el riego. No faltan tampoco aguas minerales ferruginosas, que, según ha demostrado la experiencia, son eficacísimas para curar algunas enfermedades, principalmente las gastritis crónicas, epatitis del mismo género, y sobre todo la clorisis, pudiéndose sin duda comparar con las de Lanjarón y las mejores de su clase del reino. Son muchas las personas que de varios pueblos, en particular de la costa, concurren a tomar dichas aguas, menos conocidas por desgracia de lo que fuera de desear. A distancia de ½ legua de la población  entre el Norte y el Este, hay un tajo enorme llamado del Reyecillo, con una especie de cerca o muralla en su parte superior, que, se dice, está minado en el interior, y que sirvió de guarida a los moriscos perseguidos; habiéndose encontrado muchos años después de la expulsión, varias telas de seda y otras cosas de mérito al pie de dicho tajo, extraídas sin duda de alguna concavidad por el viento. Por tradición se sabe que en lo ant. se trabajaron minas de metales preciosos, y lo comprueban las horruras encontradas en diferentes sitios: también se ven muchas de hierro y azufre, sin que al presente se haya abierto ni trabajado mina alguna con constancia.

            Los caminos son atajos y veredas, como en terreno escabroso, y por lo tanto de herradura y malos.

            La correspondencia se recibe de la administración de Ugijar por medio de balijero, los mares, viernes y domingos ordinariamente, y se despacha los lunes, jueves y sábados.

            Producción: el principal y más abundante grano que se coge es el centeno, después el maíz, trigo y cebada; las patatas, habichuelas, habas, garbanzos y otras legumbres son de muy buena calidad, así como las frutas, especialmente cerezas, el aceite y las hortalizas, que tienen un gusto particular muy agradable: también se coge vino  y seda, y esta última a pesar de ser muy fina, ha perdido mucho de su mérito por el abandono e ignorancia de los hilanderos, y en esta circunstancia la pérdida en este ramo en unos 30.000 reales anuales: no hay mas ganado que el lanar y vacuno indispensable para la agricultura.

            Población: 503 vecinos, 2.284 almas.

            Industria: la agrícola; hay 5 tiendas miserables de comestibles; exportándose en años abundantes el centeno, habichuelas, patatas, castañas y cerezas que sobran.

            El presupuesto municipal ordinario asciende a 8.829 reales, 29 mrs. y se cubre con el prod. de dos posadas, un molino harinero, algunos censos y varias tierras, todo por valor de 1.715 reales, y el resto por repartimiento vecinal. Es esta población autónoma: tuvo en otro tiempo un barrio llamado Purchenas como a unos 200 pasos al Norte tan crecido, que algunos dicen contaba 700 vecinos. Tomaron parte sus habitantes musulmanes en la famosa rebelión de los moriscos, y cometieron grandes escesos contra sus convecinos cristianos.”[1]



[1] [1] MADOZ, Pascual. Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar. 2. ª ed.  Madrid, 1846-1850

 


 

 

OTROS LUGARES DE BÉRCHULES

 

CHICO, río. En la provincia de Granada, (véase Bérchules)

 

GRANDE, rio.

 

MOLINOS. Barranco de los. Arroyo en la provincia de Granada, partido judicial de Albuñol: tiene su origen en el término de Berchules en Sierra-Nevada, de la cual baja en dirección Sur hasta desembocar en el río Guadalfeo, término y a distancia de ½ legua de Timar, de cuyo pueblo pasa a 200 varas: es de curso perenne, da movimiento a 2 molinos harineros y fetiliza 22 fanegas de tierra.[1]



[1] [1] MADOZ, Pascual. Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar. Madrid, 1845-1850