CALAHONDA

VISTA GENERAL DE CALAHONDA
VISTA GENERAL DE CALAHONDA

Se puede decir que esta población es la puerta de las Alpujarras por la costa. Quizás no forme parte de las mismas, pero probablemente, desde el Barranco Vizcarra en dirección a Castell, se puede considerar Alpujarras.

Aún hoy considerada anejo de Motril, está situada en un llano espléndido, por lo que hace que sea una de las poblaciones más estimadas por los granadinos, sobre todo pensando en sus extensas y buenísimas playas. Para más información actualizada puede verse aquí.

 

Pongo parte del texto de Pascual Madoz de mediados del siglo XIX

 

“Aldea agregada al ayuntamiento de Motril, en el part. judicial de este nombre (2 leguas) provincia de Granada (1).

Situado a la falda meridional de una cadena de altos montes, que en dirección sureste, se desprende  de la cordillera De Jolucar, y entre dos cerros cortados, donde fenece el barranco llamado de Vizcarra; da frente a su puerto, y se halla a 56 batas del mar sobre un terreno arenisco, formado de aluviones y por las olas del mediterráneo. Su posición, encerrada entre los dos tajos y las alturas de la montaña, es poco agradable, y aunque abrigada de los vientos, cuando reina el suroeste se hace sentir con violencia, mientras en el puerto apenas altera la quietud de sus aguas. Su clima es caluroso, pero sano; suelen padecerse algunas intermitentes, y oras enfermedades estacionales, y es común la edad de los 80 años. La población se extiende de uno a otro tajo sobre un espacio de 550 varas, formando dos líneas curvas, compuestas de 66 casas de un solo cuerpo, y faltas de comodidad, excepto el edificio llamado del Rey, construido en 1805 para los empleados y oficinas del puerto, y que ofrece mejor distribución: no tiene plazas ni calles; las casas miran todas al mediodía, y en el espacio intermedio de las dos líneas, hay una fuente con dos caños escasos de buen agua, que llega encañada de un manantial situado a 500 varas del pueblo, único que existe para su abastecimiento. Depende en lo eclesiástico de la parroquia de Gualchos (que también disputa a Motril la jurisdicción civil, por hallarse Calahonda sobre los límites de ambos pueblos)… y sus oradores concurren en los días festivos a la misa del castillo de Carchuna, distante unos 5.000 pasos, pues la parroquia solo asiste a la administración del viatico y demás sacramentos, entierros, bautismos etc.”

 

….

 

“Por los aljibes, norias, hornos de alfarería y sepulturas moriscas, que se hallan esparcidas en los montes y llano de Carchuna, se infiere que aquel terreno estaba poblado y en cultivo en tiempo de los árabes. El cortijo del Molar, situado en la montaña en el límite Norte de la jurisd. y sobre el camino que conduce de Motril a Gualchos, era en dicha época una corta población, que en 1560 ya no existía, y se conoció con el nombre de Torre-alta o Fuente del Molar, quedando entonces algunas paredes y la torre atalaya que aun subsiste. En Aquel año Calahonda era un lugar desierto, conocido por Cal.-del-arena, donde Doña Juana en 1513 ordenó construir una torre para resguardo del puerto; sin embargo de la cual, la costa y su tierra estuvieron siempre infestadas de corsarios berberiscos, que arribaban de continua al puerto y hacían correrías en la comarca hasta las puertas de Motril, trabándose continuos combates en los llanos de Carchuna, que por estas causas se hallaban siempre incultos. En 1783 se construyó en la cota de este llano el castillo que aún subsiste artillado, y desde entonces acabaron estas invasiones, empezando a formarse la actual población, que ha seguido en aumento con la concurrencia de busque a su puerto.”[1]



[1] Pascual MADOZ. Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar. 2. ª  ed. Madrid, 1846.