MECINA FONDALES

Lugar perteneciente al Ayuntamiento de la Taha, situado junto a Ferreriola…  “en la falda meridional de Sierra Nevada, al extremo de una gran explanada que desciende de la sierra de Pitres y Pórtugos, al pié del cerro Corona llamado el espejo de Ferreirola: su clima es frío pero saludable, lo combaten los vientos de Sur y Norte. Tiene 120 casas o cuevas divididas en tres barrios, de la cual está algo separada la Iglesia, casa del ayuntamiento y una escuela para ambos sexos, cementerio, e Iglesia parroquial de San Marcos que comprende el barrio de Mecinilla, uno de los expresados, denominándose los otros dos Mecina el uno, y Fondales el otro. En Mecinilla hay una ermita dedicada a San Cayetano, y alrededor de la iglesia matriz algunas hileras de álamos en una grande explanada. El vecindario se surte de las aguas de las acequias comunes a todos los pueblos de la taha de Pitres y algunas fuentecillas insignificantes. El término confina al Norte con Ferreirola, al Este con Almegijar, Sur con Órgiva, y al Oeste con el de Pampaneira. El terreno de riego y de secano, con algunas encinas, romero aulagas, tomillo, y otras plantas de corte bajo, está cortado en todas direcciones por barrancos muy profundos que le hacen muy desigual, y le baña el río Trevélez, llamado también de Busquistar, de Ferreirola y Mecina Fondales, por pasar por los términos de estos pueblos y más adelante por Órgiva. Tiene un puente de vigas y  fagina, y recibe las aguas del barranco que nce entre Pitres y Pórtugos. Producción de: maíz, trigo, castañas, cebada, centeno, habas, habichuelas, lino, vino, poco aceite, seda, y algunas cerezas y selvas. Se cría algún ganado de cerda, lanar y cabrío, caza de liebres, conejos y perdices y escasa pesca de truchas…”[1]



[1] MADOZ, Pascual. Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar. Madrid, 1845-1850