EL QUIJOTE - CAPÍTULO XVII

"... al tiempo que yo estaba con ella en dulcísimos y amorosísimos coloquios, sin que yo la viese ni supiese por dónde venia, vino na mano pegada á algúnn brazo de algún descomunal gigante, y sentómo una puñada en las quijadas...". Cap. XVII

"En resolución, él tomó sus simples, de los cuales hizo un compuesto mezclándolos todos y cociéndolos un buen espacio hasta que le pareció que estaban en su punto...". Cap. XVII


 "Duróle esta borrasca  y malandanza casi dos horas, al cabo de las cuales no quedó como su amo, sino tan molido y quebrantado que no se podía tener.". Cap. XVII



"...y allí puesto Sancho en mitad de la manta comenzaron á levantarle en alto, y á holgarse con el como con perro por carnestolendas." cap. XVII