EL QUIJOTE - CAPÍTULO XV

"Apeáronse Don Quijote y Sancho, y dejando al jumento y á Rocinante á sus anchuras pacer de la mucha yerba que allí habia curado Sancho de echar sueltas a Rocinante...". Cap. XV

"Sucedió pues que á Rocinante le vino el deseo de refocilarse con las señoras facas, y saliendo así como las olió de su natural paso y costumbre, sin pedir licencia á su dueño, tomó un trotillo algo picadillo, y se fué á comunicar su necesidad con ellas; más ellas, que á lo que pareció debien de tener mas gana de pacer que de el, recibiéronle con la herraduras y con los dientes,..." Cap. XV

"...verdad es que al segundo toque dieron con Sancho en el suelo, y lo mismo le avino á Don Quijote, sin que le valiese su destreza y buen ánimo...". Cap. XV