LA CABRA Y EL ZORRO - Jean de Lafontaine

LA CABRA Y EL ZORRO

Jean de Lafontaine

 

Ya estaba aburrido el zorro de esperar e intentar salir del pozo al que había caído por distracción. El agua estaba baja y al intentar beber había caído en el mismo y ahora no encontraba la manera de salir.


Mientras descansaba reflexionando que haría para intentarlo de nuevo, vio como una cabra se acercaba al filo del pozo y le preguntaba:


¿Está fresquita el agua?

Percibió en seguida el zorro, que la cabra no adivinaba lo que le había sucedido a el, y enseguida se le ocurrió una idea para salir de allí.

¡Fresquita a más no poder! ¡Salta dentro y lo verás tú misma! -dijo el zorro disimulando-

La cabra que venía sedienta después de pastar toda la mañana sin pensárselo dos veces saltó dentro, y el zorro aprovechando el descuido de la cabra saltó sobre ella y aprovechó para salir fuera del pozo.

Enseguida comprendió la cabra que estaba encerrada en el pozo sin poder salir, por lo que le suplicó al zorro que le ayudara a salir, pero el zorro se limitó a reírse de ella diciéndole:


¡La próxima vez mira lo que haces antes de saltar!

El zorro se alejó dando saltos sin sentir compasión de la cabra.

-----

 

MORALEJA: Antes de actuar o decidir algo, piénsate bien lo que haces, sobre todo si el que te habla es un político.