EMBRIAGADOR

                                            A Lita

 

Mesopotámico origen suponen tus adeptos,

manantial de delirios, fragancia hipnotizante,

engrandeciste mi vida cada instante,

Me regresaste del sueño de los muertos.

 

Origen noble te dieron tus ancestros

y tú villano te hiciste galopante.

Me diste fuego y tibieza tan campante,

y la suma libertad que traen los vientos.

 

Hoy mi homenaje se rinde a tu compleja

variedad inculcaluble de néctares profundos,

que deleitan el alma, el cuerpo y la cabeza.

 

Vaya pues, mi homenaje a tu grandeza:

¡sígueme siempre! gestando mis segundos,

proveniente de Ohanes, o de la Contraviesa.

 

Francisco Pelegrina López