WALTER SCOTT - OBRAS ILUSTRADAS

OBRAS ILUSTRADAS DE WALTER SCOTT

Muestra de los grabados de Quentin Durward, por Pellicer

 

Las novelas de Walter Scott han conservado legítima popularidad en todos los países del mundo culto: relato lleno de interes, exposición siempre clara y bien dirigida, y desenvolvimiento igual y lógico de caracteres, son méritos que nunca envejecen, y que han constituido el encanto de más de una generación; y en prueba de ello, nadie se atreverá a negar que la familia ha reservado y reserva todavía un puesto de honor en su hogar a aquel novelista admirable, que jamás buscó el éxito en violentas emociones y en pinturas inconvenientes, y cuyas obras, sin excepción, están basadas en la moral más pura.

Walter Scott fue un excelente retratista, digamoslo así, de la naturaleza humana: un narrador espiritual y a la vez sencillo; un cronista inimitable, que poseyó, como ningún otro, el arte difícil de conmover al lector, y la ciencia, más difícil aún, de los de los detalles dramáticos.

 

 

Texto publicado en: LA ILUSTRACIÓN ESPAÑOLA. Suplemento al nº I, Enero de 1881