ARNO (Divinidad fluvial)

 

Etimología

 

El filólogo Hans Krahe, atribuyó al topónimo "Arno", un origen en la base paleoeuropea *Ar-n-, derivada de la raíz indoeuropea *er- 'fluir, moverse', con significado hidronímico.

 

Historia

Esta divinidad con su característica posición semiacostada, se remonta a la época de Adriano y se inspira en un prototipo helenístico. En las primeras décadas del siglo XVI se colocó en el Patio de las Estatuas de los Museos Vaticanos como ornamento de una fuente constituida por el sarcófago, fechable entre los años 170 y 180 d.C. Y decorado con una escena de batalla entre griegos y amazonas.

La escultura sufrió amplias integraciones llevadas a cabo por un artista del Renacimiento de gran talento, al cual se debe el expresivo rostro barbudo. Una pequeña cabeza de león fue obtenida de un recipiente, también obra de restauración, probablemente en honor al papa León X Medici (1513-1521).

Estos elementos parecen sugerir una identificación con el río Arno, a pesar de que la presencia del gato, interpretado como un tigre, la orientó en el pasado hacia el tío Tigris de Mesopotamia.

 

También Arno es el nombre de la nodriza de Neptuno y nombre del río en cuyas orillas se erigió el templo de Arna Fortuna, templo dedicado a la diosa Fortuna situado a las orillas del río Arno. Sigue recibiendo este mismo nombre el dios fluvial del río Arno, en la zona de Etruria, en Italia, que desemboca en el mar de Liguria.

 

BIBLIOGRAFÍA UTILIZADA

 

Wikipedia. Entrada Arno 

 

Musei Vaticani. Entrada siguiente