Ave Fénix en la fachada Museo Arqueológico de Granada
Ave Fénix en la fachada Museo Arqueológico de Granada

AVE FÉNIX. Pájaro sagrado relacionado con el culto al sol, que al renacer cada 500 años de sus propias cenizas simbolizaba el ciclo de la muerte y la resurrección. Semejante a un enorme águila, plumaje re relucientes colores, alas de color rojo fuego y cola de color rosa y amarillo. Al acercarse la hora de su muerte regresa al desierto y acumula ramas en forma de nido, sobre las cuales extiende sus alas que son incendiadas por el sol, y se consume lentamente. De las cenizas nace un gusano, que a los dos días se convierte en pájaro, y a continuación en un nuevo Ave Fénix. Se representaba de frente, con la cabeza hacia la derecha y de pie ante su pira. Se veneró especialmente en Heliópolis, ciudad del Sol. Los cristianos lo eligieron como símbolo de de la resurrección.