BALDER (en nórdico antiguo: BALDR)

 

En la mitología nórdica y germana, es el dios de la paz, la luz y el perdón, y el segundo hijo de Odín y de la diosa Friga.

En la obra Gylfaginning se describe así:"Es tan hermoso en sus facciones, y tan brillante, que la luz se proyecta de el"

El hecho de su muerte es muy importante porque su madre le había hecho prometer a toda criatura o arma que no dañaría a Balder, y él se creyó que sería ya invulnerable e ideó un juego, pidiéndole a los dioses que le arrojaran cuantos objetos dañinos quisieran y nada lograba herirlo.

Pero sucedió que durante el juego, Loki que era hijo de gigantes y probablemente un dios falso le dio la flecha de muérdago a Hoor, el hermano ciego de Balder y le ayudó a dispara el arco. La flecha le atravesó el pecho y Balder murió en el acto.