TORRE DE BREOGÁN o TORRE DE HÉRCULES

Torre de Hércules y el Rey Breogán en primer término
Torre de Hércules y el Rey Breogán en primer término

TORRE DE BREOGÁN 

A CORUÑA

 

En el siglo XII se se publica en Irlanda, el Libro de las Invasiones Irlandesas (Leabhar Gabhála Éireann), que recopila las leyendas irlandesas conocidas hasta esa fechas.

 

Hay que decir primero que la lengua irlandesa es una de las setenta y dos lenguas que surgen en la Torre de Babel, y que al derruirse la misma, Gaedel Glas casado con Scota, hija del Faraón de Egipto inicia un éxodo de 444 años hasta llegar a las tierras de Galicia.

 

Uno de los descendientes de esta unión es Breogán, que fue un caudillo celta que llegó a Galicia y sometió las tierras de España, y uno de sus logros fue fundar la ciudad de Brigantia (nombre derivado de Breogán) y considerada la actual A Coruña, construyendo junto a la misma ciudad una Torre que denominó como es lógico Torre de Breogán.

 

A la muerte de Breogán, su hijo Ith que le sucedió al mando de la ciudad, subido en lo alto de la torre que construyó su padre, divisó en la lejanía las tierras de Irlanda, por lo que sin dudarlo partió hacia las mismas para conquistarlas. No le fue fácil, murió en el intento y su cuerpo fue traído a Brigantia en donde recibió sepultura.

 

El hijo de Ith, llamado Mil, a la muerte de su padre, intentó nuevamente la conquista de Irlanda, y ésta vez resulto vencedor de su enfrentamiento con los Thuatha-Dé-Dannan (el pueblo de la diosa Danu), a los que derrotó y así puedo dominar todo el territorio irlandés.

 

En el siglo XVII los colegio irlandeses asentados en Santiago de Compostela, reconstruyeron esta leyenda, aunque pasó al olvido en las tierras gallegas hasta que en el siglo XIX fue recuperada por escritores de temas célticos. En cambio en Irlanda la leyenda se mantuvo viva desde la antigüedad más remota.

 

La leyenda estaba completa y perfecta, pero puede ser que la llegada de los romanos a Brigantia (A Coruña), no les gustase así la cuestión por lo que se cuenta que la costa del litoral gallego estaba dominada por el gigante Gerión rey de Brigantium, que maltrataba a la población obligándoles a entregarles la mitad de sus bienes, incluyendo hijos si el déspota los necesitaba.

 

Los súbditos de Gerión pidieron la ayuda del mismísimo Hércules viendo que la opresión sobre el pueblo no podían cambiarla. Hércules acudió a socorrerlos y desafiando al déspota Gerión, tras una ardua lucha logró vencerlo. Al morir el rey fue enterrado y se levantó sobre la tumba un gran túmulo y sobre el mismo una antorcha, fundándose en sus cercanías la ciudad de Cruña, en honor a la primera persona que había llegado hasta allí, una mujer que así se llamaba. En aquel lugar o sobre las ruinas de la Torre de Breogán, se construyó la Torre de Hércules.