GALLO (Gallus gallus domesticus). Símbolo de la vigilancia y la de la actividad. Se encuentra en los edificios antiguos entre los atributos de Minerva y Mercurio. Significa también que prefieren morir a ceder, por lo que significa la victoria en los combates.

En la antigua Grecia se inmolaba a varios dioses. Se ofrecía también a Esculapio para la curación de enfermos.

Puede suponerse que su identificación con la vigilancia se debe a su despertar matutino. En Francia, el gallo se encuentra en numerosos campanarios debido a su connotación religiosa procedentes de los Evangelios. También está en numerosos monumentos en memoria de los difuntos.

En la tradición cristiana es símbolo de la resurrección, pues así como el gallo anuncia el nuevo día, el cristiano espera la venida de Cristo.