LAUREL. El laurel común es un árbol dioico perennifolio de de 5-10 metros de altura, de tronco recto con la corteza gris y la copa densa. Ramaje erecto.

En cuanto a su simbología en astrología es el preferido para el signo Aries. “El que planta un laurel nunca lo verá crecer”, alude al lento crecimiento de la planta, y la cultura popular alude a la muerte del que lo planta.

Su simbología ya estaba en las culturas romana y cristiana. En la mitología griega la ninfa Dafne cuando la persigue Apolo es salvada por su padre el río Peneo convirtiéndole en laurel. Apolo cortó dos ramas y las trenzó elaborando unas coronas triunfales que usan los victoriosos, y generales de la antigua Roma. Y de ahí ha llegado hasta hoy como símbolo de la victoria. Hace algunos años aún se les ponía a los ganadores de la fórmula 1.

También en la antigüedad protegía contra los rayos según atestigua Plinio.

Como curiosidad es el origen de los vocablos castellanos "laureado" y "bachiller", este último del Latín baccalaureatus, donde aparece laureatus, que ha recibido los "laureles" de su título académico.