ROSA - Flor

Definición

 

 

Una definición antigua es la de Covarrubias: "Flor conocida que nace de una çarça espinosa, latine rosa, de la palabra griega Ρόδον, rodon que significa lo mesmo. Dedicáronla a Venus por su hermosura, y por su suave olor; y no sin misterio, porque assi como la rosa en breve espacio se marchita, assí se passa el deleyte carnal, porque la rosa es symbolo del placer momentaneo. Ausonius; Collige virgo rosas, dum flos novus et nova pubes et memor esto aevum sic properae tuum. [Mas o menos esto dijo Ausonio: Saca las rosas vírgenes, mientras creces flores nuevas y frescas, y recuerda que tu edad se está cumpliendo.] Fingen los poetas al principio aver sido la rosa blanca, y queriendo Venus coger una de la çarça, se espinó la mano, y de la sangre que salió della tomó color rojo la rosa. Rosal, la mate donde nacen las rosas. Rosado, lo que se haze dellas, como azeyte rosado, letuario rosado, açúcar rosado.

Rosa es un nombre femenino que se refiere a la flor del rosal, o cualquier cosa que por su forma se asemeja a ella.

Rosa de China, planta arbustiva de grandes flores púrpuras solitarias. (Familia malváceas).

Rosa de Jericó, crucífera de Asia Menor, cuyas ramas se contraen en forma de bola en tiempo seco, y se enderezan por efecto de la humedad.

Rosa de los vientos, de la aguja, o náutica, figura circular adaptada al cuadrante de la aguja náutica dividida en treinta y dos secciones que marcan los rumbos en que se divide el horizonte.

Rosa de Navidad, planta herbácea de la familia ranunculáceas, que vive en lugares húmedos y florece en invierno.

Rosa del azafrán, flor del azafrán.

 

También como adjetivo y como nombre masculino: Dícese del color rojo claro parecido al de la rosa común. Novela rosa, género novelesco basado en personajes y ambientes convencionales, donde el amor triunfa siempre sobre la adversidad. Y por último como nombre femenino en plural: rosas. Rosetas de maíz. Antigua forma de canción bailable popular, procedente de la tradición folclórica gaditana.

 

 

Como se puede ver son múltiples y variados los objetos y cosas que se les denomina rosa, pero aquí solamente nos ceñiremos a la flor del rosal.

Etimología

 

En español -y en otras lenguas romances también-, el término «rosa» proviene directamente y sin cambios del latín rosa, con el significado que conocemos: «la rosa» o «la flor del rosal»; devenido del vocablo previo rodia [ródja] -por cambio similar como en: Clausus por Claudius-. Este último arcaísmo latino es, a su vez, prestado -a través del osco- del griego antiguo ρόδον [rhódon] «la rosa», «la flor del rosal» o mejor rhodéa, «el tallo de la rosa», «el sostén de la flor».

 

A partir del griego antiguo se alude al posible significado de rhódon como «efluvio oloroso», «lo que es fragante», o «lo que desprende olor»; originado como término compuesto: por ροήdon o sino también de wrodion [bródion] en el antiguo dialecto eólico, raíces correspondientes con el persa antiguo vereda o v'reda (y sus dialectos: avéstico warda, sogdiano ward y parto wâr), como una voz irania traspasada desde el sur de Armenia a Frigia y de ahí a Grecia. Y previamente de un origen tan antiguo como el arameo wurrdā y hasta del asirio wurtinnu.

 

En cuanto a la base, el núcleo deriva de una raíz indoeuropea vardh- [wardh], vradh- [wradh], «crecer», «erguir(se)»; donde en sánscrito wardh-as, significa «germinante», y wardhati, «elevar(se)», «prosperar».

 

 

Por otra parte, puede ser un derivado de una raíz grecolatina vrad-, «plegarse», «hacerse flexible». Y por ahí también del griego rodanós, rádinos, y el eólico bradinós, «blando» o «flexible». Color claro. Rosa también es un término coincidente con varios nombres germánicos que tienen la raíz hrod, con el significado de «gloria».

Historia

¿Desde cuando se ha cultivado el rosal? Difícil tener una respuesta exasta, pero aún así se sabe que los primeros híbridos se realizaron entre especies europeas, a las que se les fueron incorporando paulatinamente los genomas de las especies asiáticas. La primera imagen de una especie de Rosa se encuentra en la Isla de Cnossos, Grecia, y corresponde al siglo XVI a. C. La isla de Rhodas, también en Grecia, recibió ese nombre por el cultivo de las rosas; existen monedas de esa isla, de hace 4000 a. C, con imágenes de ellas. Las rosas se cultivaban también en los famosos jardines de Babilonia (2845 a. C.). Fueron muy populares también entre griegos y romanos. En la "Iliada", Afrodita embalsama con aceite de rosas el cuerpo muerto de Héctor. En Sybaris (poblado por los sibaritas, que gustaban de pasarla bien) los habitantes pudientes llenaban sus colchones con pétalos de rosas, de allí la expresión actual de ser criado en un "lecho de rosas".

 

Ya desde la antigüedad, el cultivo de rosales estaba muy difundido, ya sea como plantas ornamentales como también para provecho de sus propiedades medicinales y aromáticas (perfumería y cosmética).

 

 

Los primeros datos de su utilización ornamental se remontan a Creta (siglo XVII a. C.). La rosa era considerada como símbolo de belleza por babilonios, sirios, egipcios, romanos y griegos. En Egipto y Grecia tuvo una especial relevancia, y mucho más en Roma. Los romanos cultivaron la rosa intensamente, siendo utilizados sus pétalos para ornamento, así como la planta en los jardines en una zona denominada Rosetum. Tras la Edad Media, donde su cultivo se restringió a Monasterios, vuelve a surgir la pasión por el cultivo del rosal. Un ejemplo de esta pasión fue la emperatriz Josefina que a partir de 1802 en su Palacio de la Malmaison llegó a poseer una colección de 650 rosales. Las colecciones de rosas se han multiplicado desde entonces.

A fines de 1700, fue introducida en Europa, R. semperflorens, conocida como Rosa de Bengala, con flores pequeñas agrupadas. Para el comienzo de 1800, fue introducida en Europa, R. indica var. fragans, conocida con el nombre de Rosa de Té, originaria de la China (conocida también como R. Chinensis).

 

La era moderna de las rosas se inicia a partir de 1867 con la creación del primer ejemplar híbrido de té por el productor francés Guillot, quien la llamó: «La France». El invento surgió por casualidad, cuando Guillot estaba intentando mejorar una rosa naranja. El resultado fue una flor muy olorosa y con una larga floración, distinta en tamaño y características a las rosas que había hasta entonces. La rosa de té original, anterior a la creación de los híbridos que sucedieron a la invención de Guillot de Francia, era más pequeña, casi sin olor y se producía en una escasa paleta cromática: blanco, rosa y rojo.

 

Durante el siglo XIX empiezan a llegar variedades del extremo oriente, donde su cultivo fue también muy relevante por los antiguos jardineros chinos (existen datos del cultivo de rosales hacia 3000 a.C.).

 

Probablemente sea Ecuador el principal productor y exportador de rosas. La situación geográfica del país permite contar con microclimas y una luminosidad que proporciona características únicas a las flores como son: tallos largos, gruesos y totalmente verticales, botones grandes y colores vivos. Sus principales mercados: Estados Unidos, Holanda (importa flores para luego re-exportarlas a otros países de la Unión Europea), Italia, Alemania, Rusia, Canadá, Argentina, España, Francia, Suiza y Ucrania. También Chile, China y Brasil. La superficie total de plantaciones es de 3.300 ha, con una disponibilidad de 85.000 toneladas por año. El 98 % de la producción se exporta.

Simbología

 

Por su forma, por su belleza y por su perfume la rosa es la flor simbólica más utilizada en Occidente. En Asia es el loto es la flor que representa su símbolo floral, y al igual que la rosa en Occidente, las dos tienen bastante proximidad al símbolo de la rueda. Podríamos decir que su simbología floral es el de la manifestación, salida de las aguas primordiales, por encima de las cuales se eleva y se abre.

 

Las rosas son símbolos antiguos del amor y de la belleza. La rosa era sagrada para un número considerable de diosas (deidades femeninas) de la antigüedad, y se utiliza a menudo como símbolo de la Virgen María. Las rosas son tan importantes que de ellas derivan términos como color rosa o rojo en una considerable variedad de idiomas.

Las rosas vienen en una variedad de colores, cada uno con un diverso significado simbólico:

 

Azul: representa milagros y nuevas posibilidades

Rojo: amor, pasión

Rosado: tolerancia, respeto, simpatía

Rosado Oscuro: gratitud

Rosado Ligero: admiración, condolencia, ternura.

Blanco: inocencia, pureza, pristinidad, el alma (véase también: Rosa Blanca)

Amarillo: amistad, amor desapareciendo, envidia, celos, orgullo, vergüenza, infidelidad

Naranja: pasión exaltada

Borgoña: belleza y elegancia

Además hay ciertas expresiones:

 

Si él ve una rosa ya está pensando en un ataúd.

A la pareja dale una fragante rosa, luego a disfrutar su linda cosa.

 

La rosa también es el símbolo de dos dinastías reales inglesas: la Casa de Lancaster (rosa roja) y la Casa de York (rosa blanca) que se vieron enfrentadas en la conocida como Guerra de las Dos Rosas. También es el emblema de la Selección de rugby de Inglaterra, que es conocida como «el XV de la rosa».

 

La rosa roja (generalmente asida con el puño izquierdo) es el símbolo del Socialismo democrático, probablemente en recuerdo de Rosa de Luxemburgo, pensadora y mártir del pensamiento socialista. Es empleada por la mayoría de colectivos de esta ideología, como el Partido Socialista Obrero Español.

 

Gris: enfermedad o vejez

En Grecia

 

Una de las tres gracias en Grecia llevaba una rosa en la mano y se decía que la rosa había brotado del pie de Venus al salir algunas gotas de sangre de una picadura que se había causado con una espina. La fábula decía también que la rosa era al principio blanca y se había vuelto encarnada al teñirse con la sangre de Adonis. Alusión ésta al paso de la luz blanca alba a la luz rosada Aurora, motivo por el que la rosa se convierte en uno de los atributos de la Aurora. De igual manera que a Venus y Flora, cuyas estatuas se adornaban con guirnaldas de rosas, pertenecía esta flor a Baco y en uno de sus ditirambos invita Píndaro a coronarse de rosas en honor a Dionisos.

 

 

Hécate, diosa de los infiernos, era representada a veces con la cabeza ceñida por una guirnalda de rosas de cinco hoja. Es sabido que el número cinco, al suceder al cuatro, número de terminación, marca el comienzo de un nuevo ciclo.

 

En Roma

 

En algunas leyendas italianas, la rosa es símbolo de virginidad. Contrariamente, las cortesanas de Roma celebraban su fiesta el día 23 de abril, consagrado a Venus Ericina y se mostraban adornadas de rosas y mirtos. En los grandes banquetes romanos, los convidados iban coronados de rosas, creyéndose que preservaban de la embriaguez. En otros países, la rosa es un símbolo funerario y de ahí, según algunos, que se planten cipreses y rosales en los cementerios.

 

En Egipto

 

Fue Alejandro Magno quien introdujo la rosa en Egipto, donde reemplazó gradualmente a la flor de loto. Se han encontrado coronas de flores en tumbas que datan del siglo IV a.C., se cree que para acompañar al hombre en su último viaje a la eternidad.

 

Cuenta la leyenda que Cleopatra recibía a sus amantes en una cama de fragantes pétalos de rosa. En Alejandría, ésta ofreció en honor del joven victorioso César un gran banquete en la que todos sus huéspedes fueron coronados con rosas. Fueron los romanos quienes introdujeron la rosa en Europa. Amantes de las flores del este, consagraron a la rosa como la flor del amor.

 

En India

 

 

La rosa cósmica Triparasundari sirve de referencia a la belleza de la madre divina. Designa una perfección acabada, una realización sin falta. Como se verá, simboliza la copa de la vida, el ala, el corazón y el amor. Se la puede contemplar como un mandala y considerarla como un centro místico.

Mística musulmana

 

A finales del siglo XII o comienzos del XIII, nació en Shiraz, Saadí, el autor de "La rosaleda", en su escritura mística dice que "el jardín de rosas" es el jardín de la contemplación: "Iré a coger las rosas del jardín, pero el perfume del rosal me ha embriagado".

 

En el cristianismo

 

La simbología principal en el la iconografía cristiana, la rosa es equivalente a la copa que recoge la sangre de Cristo, bien la transfiguración de las gotas de esta sangre o bien el símbolo de las llagas de Cristo. En simbología rosacruciana la rosa está en el centro de la cruz, que podría entenderse como el lugar que ocupa el corazón de Cristo, o el Corazón de Jesús.

 

 

También Dante en el Canto XXXI, del Paraíso, ve una rosa enorme, que simboliza el amor divino, cuyos pétalos son las almas entronizadas de los fieles. Todas las almas que ha conocido en el Paraíso, incluyendo a Beatriz, tienen su morada en esta rosa. A su alrededor hay ángeles volando como abejas, distribuyendo paz y amor. Cuando Beatriz pasa a ocupar su lugar en la rosa, Dante ya se encuentra más allá de la teología y a su vez puede contemplar directamente a Dios, y San Bernardo, en cuanto místico contemplativo, será su guía en esta última etapa. 

En el catolicismo la rosa es un componente simbólico del Rosario; Se dice que el Beato Angelico mientras rezaba el rosario en la calle vio a la Virgen con un grupo de ángeles que están ofreciendo canciones y alabanzas al componer una corona de rosas. Sorprendido con la visión interrumpió la oración y los ángeles se detuvieron; empezando a rezar nuevamente vio a los ángeles componer de la corona de rosas para ofrecer a María.

 

La rosa ha sido celebradísima en todo tiempo por los poetas y prestado materia a las mitologías y leyendas; desde Salomón que veía una rosa en la esposa del Cantar de los cantares, Safo y Anacreonte, hasta la delicada comparación de Malherbe: "Fue una rosa y como las rosas vivió el espacio de una mañana."

 

En la Letanías a la Virgen María se le denomina "Rosa mística". Ya en el siglo V la rosa era uno de los signos fidedignos de la Virgen María. Es importante mencionar que Edulio Caelio fue el primer creyente en la Virgen María que la asoció con rosa entre espinas. Cuatro siglos después el monje Teofanes Graptos, habló de la pureza de la virgen y la fragancia de su divina gracia.

 

Según Beda el Venerable en el siglo VII la tumba de Jesucristo estaba pintada de un color mezcla de rojo y de blanco, y con tal mezcla resulta el color rosa con su valor simbólico tradicional, en todos los planos, de los sagrado y de lo profano, en la diferencia que distingue las ofrendas de rosas blancas y las de rosas rojas, así como en la diferencia entre las nociones de pasión y de pureza y las de amor trascendente y sabiduría divina. "En las armas de las religiosas, dice el Palais de l'Honneur, se pone una corona compuesta de ramas de rosal blanco con sus hojas, sus rosas y sus espinas, que denota la castidad que ellas han mantenido entre las espinas y las mortificaciones de la vida".

 

Por último sabemos de la leyenda de San Jorge y el Dragón, en la que se cuenta que había un dragón muy fiero en el reino, y que para calmar su fiereza se le ofrecía cada año un cordero y una persona. Pero resulta que un día le tocó el turno a la hija del rey. San jorge envalentonado mató al dragón con su espada antes de que devorase a la princesa, y milagrosamente de la sangre del dragón nación un rosal y San Jorge corto una rosa y se la ofreció a la joven. Hoy en el día de San Jorge en Barcelona, también es costumbre regalar rosas y libros.

 

 

Por último también tenemos dos santas con el nombre de Rosa. santa rosa de Viterbo, virgen (que se celebra el 2 de marzo) y Santa Rosa de Lima, virgen (que se celebra el 23 de agosto).

 

En Europa

 

Las primeras especies de rosas fueron introducidas en Europa más por sus fragancias que por razones decorativas, ya que se apreciaba de ellas su dulce, sabroso y delicioso aroma. La especie más antigua que existe es la rosa gallica.

 

En el siglo XII, “El romance de la rosa” fue el primer poema dedicado a esta flor. La acción tiene lugar en un jardín alegórico. Caminando por este mágico lugar donde las flores tienen un olor exquisito en cualquier época del año, el héroe ve reflejada en la Fuente de Narciso un capullo de rosa y se enamora. Dotada de atractivos humanos, la rosa constituye la imagen sublimada de la mujer, la que él elige entre todas las flores. El héroe se ve frustrado por muchos obstáculos en su ardua búsqueda para atrapar la rosa.

 

En Japón

 

En la literatura clásica japonesa, una rosa roja de forma plana se menciona en “La historia de Genji” del siglo XI . Probablemente importada de China, esta rosa (llamada Koshin) parece haber sido muy popular entre los aristócratas japoneses y se cultivaba para decorar el palacio real.

 

En la Alquimia

 

Blanco o roja, la rosa es una de las flores preferidas por los alquimistas cuyos tratados se intitulan a menudo rosales de los filósofos. La rosa blanca como el lis está ligada a la piedra al blanco, fin de la pequeña obra, mientras que la rosa roja se asocia a la piedra al rojo, fin de la gran obra. La mayor parte de estas rosas tienen siete pétalos, cada uno de los cuales evoca un metal o una operación de la obra. Una rosa azul sería el símbolo de lo imposible.

 

En otras tradiciones

 

En la Novela de la rosa, esta es el premio del amor y del valor. En El asno de oro de Apuleyo, el borrico se vuelve hombre al comer rosas y los poetas han representado a porfía a la Aurora como una joven que esparce rosas. En la mitología indiana, la rosa representa ya el Sol, ya la Aurora, ya el Crepúsculo vespertino. También muchos pueblos eslavos denominan a la fiesta de la primavera rusdija o fiesta de las rosas.

 

 

PULSAR SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIARLA

 

 

BIBLIOGRAFÍA UTILIZADA

 

Libros

 

COVARRUBIAS, Sebastián de (1943). Tesoro de la Lengua Castellana o Española, según la impresión de 1611, con las adiciones de Benito Remigio Noydens publicadas en la de 1674. Edición preparada por Martín de Riquer. Barcelona, S. A. Horta, I. E., 1943

 

Diccionario de los símbolos (1999). Bajo la dirección de Jean Chevalier, con la colaboración de Alain Gheerbrandt. Barcelona, Herder, Sexta edición 1999

 

El Pequeño Larousse Ilustrado 2001 (2000). Barcelona, Larousse Editorial, D.L. 2000

 

 

En Internet

 

megareligiones.com. Catolicismo: Rosa mística, consultado el 07 de junio de 2020 en la siguiente dirección (pulsar sobre el subrayado)

 

Portalrosas.com consultado el 07 de junio de 2020 en la siguiente dirección (pulsar sobre el subrayado)

 

Wikipedia: Entrada Rosa. Consultado el 07 de junio de 2020 en la siguiente dirección (Pulsar sobre el subrayado)

 

 

Francisco Pelegrina