VIRGEN MARIA -ADVOCACIONES MARIANAS

ASUNCIÓN DE MARíA o ASUNCIÓN DE LA VIRGEN

Celebración: 15 de Agosto

 

Se celebra esta creencia, de acuerdo con la tradición y teología de la Iglesia Católica, Iglesia ortodoxa, Iglesia ortodoxa oriental y algunas denominaciones protestantes como los Anglicanos, de la subida al cielo en cuerpo y alma de la Virgen María después de sus días en la Tierra.

 

 

Llamado Asunción de la Bienaventurada Virgen María por los católicos, cuya doctrina fue definida como dogma de fe por el papa Pío XII, el 1 de noviembre de 1950. La iglesia católica celebra esta fiesta en honor de María en Oriente desde el siglo VI y en Roma desde el siglo VII.

 

CARMEN, Nuestra Señora del

CARMEN, Virgen del

MONTE CARMELO, Nuestra Señora del

Advocación de la Virgen María, cuyo nombre procede del Monte Carmelo, situado en la ciudad de Haifa en Israel, y deriva de la palabra Karmel o Al-Karem, y que puede traducirse como "jardín". Existen diversas órdenes religiosas (femeninas y masculinas) con el nombre de Carmelitas.

 

La celebración de esta advocación se celebra el día 16 de julio y de ella derivan los nombres de las personas llamadas Carmen, Carmela o Carmelo.

 

La celebraciones en honor de la Virgen del Carmen, se extienden por todo el mundo, además de España, está muy enraizada en muchos de los países americanos de habla hispana.

 

En España, Puerto Rico y Costa Rica es patrona del mar, también es patrona de la Armada Española. Es considerada Reina y Patrona de Chile, de sus Fuerzas Armadas y de los Carabineros; es patrona de la Policía Nacional, y del Ejército Nacional de los colombianos, de los marineros y de los conductores en Colombia; en Bolivia es la Patrona de la Nación y de sus Fuerzas Armadas; en el Perú es “Patrona del criollismo" y "Alcaldesa Perpetua de la Ciudad de Lima", y en Venezuela es la patrona del Ejército y los conductores. Además, fue la patrona del Ejército de los Andes que liderado por el general José de San Martín, gestó la independencia de Argentina y Chile.

 

 

DULCE NOMBRE DE MARÍA

(o Dulce Nombre de la Virgen María)

 

Festividad litúrgica cristiana, con motivo de la conmemoración del nombre de María, madre de Jesucristo.

María (en arameo מרים Mariam) es el nombre que se usa en los evangelios para referirse a la madre de Jesús de Nazaret. Para los cristianos católicos, ortodoxos, coptos, anglicanos y otros grupos cristianos orientales, son más usadas las expresiones «Santísima Virgen María», «Virgen María» y «Madre de Dios». En el Islam se usa el nombre árabe Maryam.

El hecho de que la Santísima Virgen lleve el nombre de María es el motivo de esta festividad, instituida con el objeto de que los fieles encomienden a Dios, a través de la intercesión de la Virgen María.

Por primera vez, se autorizó la celebración de esta fiesta en el año 1513, en la ciudad española de Cuenca; desde ahí se extendió por toda España y en 1683, el Papa Inocencio XI la admitió en la iglesia de occidente como una acción de gracias por el levantamiento del sitio a Viena y la derrota de los turcos por las fuerzas de Juan III Sobieski, rey de Polonia.

Esta conmemoración es probablemente algo más antigua que el año 1513, aunque no se tienen pruebas concretas sobre ello. Todo lo que podemos decir es que la gran devoción al Santo Nombre de Jesús, que se debe en parte a las predicaciones de San Bernardino de Siena, abrió naturalmente el camino para una conmemoración similar del Santo Nombre de María.

 

 

VIRGEN DE LA MERCED o de LAS MERCEDES

VIRGEN DE LA MISERICORDIA

 

Advocación mariana equivalente a la Virgen de la Misericordia. La fiesta se celebra el 24 de septiembre.

 

Esta advocación tiene su origen en el año 1218, cuando el día 1 de agosto la Virgen María se apareció por separado a tres barceloneses, a saber: A Jaime I de Aragón, "El Conquistador", a San Pedro Nolasco, fundador de la Orden de la Merced y a San Raimundo de Peñafor, dominico.

 

 

Coincidieron se encontraron los tres amigos en la Catedral de Barcelona y compartieron haber tenido la misma aparición de la Virgen María, que les pidió fundar una orden religiosa dedicada a la redención de cautivos. Surgió a posteriori la Orden de la Merced, atendiendo ese ruego de la Virgen.