Exposición que tuvo lugar en el Colegio Cristo de la Yedra de Granada, en el año 2004, organizada por el AMPA del Colegio, con el único objeto de concienciar al alumnado de la importancia del agua en nuestra vida diaria.

    Puede servir para realizarla en cualquier colegio, y en cualquier momento.

 

EXPOSICIÓN

 

“EL AGUA Y GRANADA”

 

Selección de Textos: Pilar Castro, María José Álvarez y Francisco Pelegrina 

 Fotografías: Francisco Pelegrina

Organiza: AMPA del COLEGIO CRISTO DE LA YEDRA de JESÚS-MARIA

 

INDICE

 

1.Importancia del agua

2.Síntesis histórica

3.Simbolismo

4.Esquema organizativo

5.Textos poéticos sobre el agua

6.Fotografías y textos históricos

 

 

1. IMPORTANCIA DEL AGUA

 

            Ya en la antigüedad los griegos, y anteriormente los chinos, habían considerado el agua como uno de los cuatro elementos fundamentales en la naturaleza, junto con el fuego, el aire y la tierra. Hoy en día tenemos que seguir con­siderando el agua como el elemento más importante de todos, porque sería imposible la vida en nuestro planeta sin el agua. Por ello es importante que aprendamos a cuidar el agua que tenemos y que seamos conscientes siempre de que hay lugares en la tierra, en donde miles de personas  no pueden disfrutar de ella en las cosas más indis­pensables como son: la higiene, el riego de los campos, el uso en la industria, y lo peor de todo es que no tengan agua para beber.

 

2. SÍNTESIS HISTÓRICA

 

La situación geográfica de Granada hace que en ella confluyan las aguas de Sierra Nevada y la de numerosos nacimientos que brotan en las laderas de la montañas a cuyos pies estamos. El agua, tan abundante en estas tierras, ha hecho de Granada y su Vega una zona deseada por todos los pobladores que llegaran hasta aquí seducidos por la riqueza de este lugar.

 

Red hidráulica medieval.

 

Los ríos Darro, Genil y Beiro, abastecían la Granada antigua, cuyos habitantes tenían que ir al río a por agua. Después los romanos trajeron agua desde Deifontes (Fuente de los Dioses), a través de una primera acequia. Mas tarde los árabes construyeron numerosas infraestructuras que permitieron acercar el agua a la ciudad. En el siglo XI, se construyeron las acequias de Aynadamar, del cadí y Gorda. La acequia Aynadamar traía el agua desde la Fuente Grande de Alfacar hasta el Albayzín, desviando un ramal al Sacromonte. Las acequias del Cadí y Gorda, tomaban el agua del río Genil y la distribuían por distintas zonas en la parte sur y este de Granada, permitiendo a su paso el funcionamiento de molinos y fábricas. En el siglo XIII, se abrieron otras acequias del río Darro. Esta red de acequias se mantuvo activa tras la conquista cristiana y se regulaba a través de las Ordenanzas del Agua. Actualmente se mantiene parte de esta infraestructura medieval que canaliza agua para uso agrícola y riego de jardines.

 

Hitos del agua en Granada

 

Hasta principios del siglo XX el tratamiento del agua potable en Granada se hacía por decantación del agua en aljibes y tinajas.

1884, una gran epidemia de cólera de resonancias internacionales, obligó a tomar medidas sobre el agua, que aunque en origen era de gran calidad, se corrompía en las conducciones.

1924, el Ayuntamiento convoca un concurso de proyectos para abastecimiento de la ciudad con aguas del alto Genil. Antes se tomaban en la desembocadura del río Aguas Blancas.

1935, se hace la primera prueba de la tubería general de abastecimiento de agua. Esta prueba se hizo en la esquina Plaza Nueva-Cuchilleros y salió un chorro de treinta metros de altura.

1950, se inauguró la primera planta de tratamiento de potables en Lancha del Genil.

1974, entra en servicio el embalse de Quéntar y se amplía con una nueva planta de tratamiento.

1982, se crela la Empresa Municipal de Abastecimiento y Saneamiento de Granada, EMASAGRA.

1988, entra en servicio la presa de Canales en el río Genil. En los años 90 entran en funcionamiento dos estaciones Depuradoras de Aguas Residuales.

2001, la Estación Depuradora Sur-Churriana incorpora una planta de producción de energética eléctrica y calorífica mediante la cogeneración energética de biogás.

 

Nuevos retos en la gestión de agua.

 

En el siglo XIX, comienzan a desarrollarse los primeros tratamientos de potabiliza­ción de agua para consumo humano. En el siglo XX, ya no basta con alejar los residuos de las zonas urbanas, y se inician los tratamientos para depurar el agua residual antes de su vertido en el medio natural.

Ya en el siglo XXI, nos preocupamos por el aprovechamiento de los recursos, desde la captación y uso, hasta los subproductos derivados de la depuración. En esta línea reutilizamos el agua depurada en regadíos, aplicamos los lodos en la agricultura y generamos energía eléctrica a partir del biogás. Los nuevos retos están en seguir avanzando en la disminución de los residuos y en encontrar nuevas posibilidades de uso.

En resumen, la llegada del agua corriente al grifo de las casas con garantías de calidad, fue la gran conquista del siglo XIX. En el siglo XX se generaliza la depuración y en el actual siglo XXI comienza a hacerse realidad la reutilización y valoración de los residuos en favor de un desarrollo sostenible.

 

3. SIMBOLISMO         

 

AGUA. Las significaciones simbólicas del agua pueden reducirse a tres temas dominantes: fuente de vida, medio de purificación y centro de regeneración. Estos tres temas se hallan en las tradiciones más antiguas y forman las combinaciones imaginarias más variadas, al mismo tiempo que las mas coherentes. Las aguas, masa indiferenciada, representan la infinidad de lo posible, contienen todo lo virtual, lo informal, el germen de los gérmenes, todas las promesas de desarrollo, pero también todas las amenazas de reabsorción. Sumergirse en las aguas para salir de nuevo sin disolverse en ellas totalmente, salvo por una muerte simbólica, es retornar a las fuentes, recurrir a un inmenso depósito de potencial y extraer de allí una fuerza nueva: fase pasajera de regresión y desintegración que condiciones una fase progresiva de reintegración y regeneración (baño, bautismo).

 

FUENTE. El simbolismo de la fuente de agua viva es especialmente expresado por el manantial que surge en medio del jardín, al pie del Árbol de la Vida, en el centro del paraíso terrenal, dividiéndose luego en cuatro ríos que corren hacia las cuatro direcciones del espacio. Es, según las terminologías, la fuente de vida o de inmortalidad, o de juventa, o también la fuente de la enseñanza.

 

RÍO. El simbolismo del río, del flujo de las aguas, expresa a la vez la “posibilidad universal” y el flujo de las formas, la fertilidad, la muerte y la renovación. La corriente es la de la vida y la de la muerte. Puede considerarse el descenso de la corriente hacia el océano, su remonte, o el cruce de una a otra orilla. El descenso hacia el océano es la reunión de las aguas, el retorno a la indiferenciación, el acceso al Nirvana; el remonte es evidentemente el retorno al divino Manantial, al Principio; el cruce es el de un obstáculo que separa dos dominios o estados; El mundo fenomenal y el estado incondicionado,  el mundo de los sentidos y el estado de desapego.”

Jean Chevalier – Alain Gheerbrant : Diccionario de símbolos

 

4. ESQUEMA ORGANIZATIVO DE LA EXPOSICIÓN

 

CONTENIDO: Exposición fotográfica con textos poéticos e históricos sobre el agua en Granada

MATERIALES: De 70 a 100 fotografías en tamaño 15 x 20 y 30 x 40.

TEXTOS: Los textos que acompaña a cada fotografía, por una parte son históricos y por otra poéticos o admirativos sobre Granada y el agua. Asimismo se describe el simbolismo de las palabras: AGUA, FUENTE y RIO

DISTRIBUCIÓN TEMÁTICA: Estará distribuida en los puntos que se detalla a continuación y se precederá cada tema con un texto.

 

A.LOS ORÍGENES


En Sierra Nevada, y las demás sierras que circundan Granada, tenemos la gran reserva de agua. De ellas parten los diversos ríos que abastecen los pantanos.

 

B. EMBALSES Y LOS RIOS

 

B.1.Los embalses

Los embalses, construidos al comienzo de los ríos, almacenan el agua para evitar que nos falte, a partir de ellos se canaliza para el consumo doméstico y para el riego, aprovechándose también para la energía eléctrica.

 

B.2. Ríos Genil, Darro y Beiro

De los ríos, antiguamente se cogía el agua directamente, hoy salen de ellos las diversas acequias y canales de distribución para los depósitos que la llevan a todas las casas de la ciudad.  También sirven para el riego de toda la vega de Granada. Además los ríos han sido siempre lugares de embellecimiento para la ciudad.

 

C. EL AGUA PARA EL CONSUMO

 

C.1. Aljibes

En el Albaicín se conservan 26 aljibes públicos. Son depósitos cubiertos que almacenaban agua procedente de las acequias con una puerta al exterior desde la cual se sacaba el agua con la ayuda de un cubo atado a una cuerda.

 

C.2. Pilares y fuentes

Por distintos puntos de la ciudad se repartían diversos pilares, de los que igualmente se tomaba agua para el consumo doméstico, así como para abrevadero de los animales. Todavía hoy quedan varios en los que se puede beber agua.

 

D.ALHAMBRA Y GENERALIFE.


En la Alhambra tenemos una fortaleza de las más hermosas que se conocen. Cons­truida en la época islámica, tiene presente el agua en continuas fuentes, albercas, baños, etc. Asimismo, el Generalife construido como lugar de recreo es uno de los lugares en donde el agua es principal para el embellecimiento del entorno.

 

E. ESPACIOS ORNAMENTALES


Desde muy antiguo, Granada ha contada con fuentes y jardines como espacios de recreo y de ornamentación de las ciudades. Hoy sigue teniendo gran cantidad de ellos en donde se puede disfrutar de los mismos.

 

F. EL AGUA EN LOS USOS AGRÍCOLAS


Si en algo es fundamental el agua es en la agricultura. Granada cuenta con una gran extensión de tierras de riego como es la Vega de Granada.

 

5. TEXTOS POÉTICOS

 

5.1 SOBRE AGUA

 

 “La muchacha dorada

era una blanca garza

y el agua la doraba”

                        Federico García Lorca: Diván del Tamarit

 

            ...Hablan las aguas y lloran,

            bajo las adelfas blancas;

            bajo las adelfas rosas,

            lloran las aguas y cantan,

            por el arrayán en flor,

            sobre las aguas opacas.

            Juan Ramón Jiménez: Olvidos de Granada

 

            “El agua me envolvía con rumores de color y frescor sumo, cerca y lejos, desde todos los cauces, todos los chorros y todos los manantiales. Bajaba sin fin el agua junto a mi oído, que recojía, puesto a ella, hasta el más fino susurro, con una calidad contagiada de esquisito instrumento maravilloso de armonía...”

                        Juan Ramón Jiménez: Olvidos de Granada

 

            “Y aquella música del agua la oía yo más cada vez y menos al mismo tiempo, menos porque ya no era externa sino íntima, mía; el agua era mi sangre, mi vida, y yo oía la música de mi vida y mi sangre en el agua que corría.”

Juan Ramón Jiménez: Olvidos de Granada

 

            “Por el agua yo me comunicaba con el interior del mundo. Se oía más finamente cada vez el agua granadí, a medida que el aire oscurecía y a medida que el agua sonaba; y me afinaba más, más sonando y resonando, el alma, hasta hacerme no oir...”

                                Juan Ramón Jiménez: Olvidos de Granada

 

            “... el agua seguía viniendo, mirándonos cada segundo un instante, huyendo luego, deteniéndose quizás un punto para mirar arriba, hablando para abajo, cantando, sonriendo, sonllorando, perdiéndose, saliendo otra vez, con hipnotizante presencia y ausencia, con no sé qué verdad y no sé qué mentira.”

                                Juan Ramón Jiménez: Olvidos de Granada

 

“El agua brota por todas partes, bajo los troncos de los árboles, a través de las hendiduras de los viejos muros. Cuando más aprieta el calor, tanto más abundantes son los manantiales alimentados por la nieve. Esta mezcla de fuego, de nieve y de agua hacen que el clima en Granada no tenga igual en el mundo, un verdadero paraíso terrenal...”

Teófilo Gautier: Viaje por España, 1843


 

5.2. GRANADA Y SUS RINCONES

 

CAMPO DE LOS MÁRTIRES. “... en la quieta agua azul-verde, halos vagos, suaves timbres, ascensiones fatuas, temblores encendidos, lentas voces de acostumbrados al fondo. Pasan sombras como peces verticales, entran y salen por su dominio de huecos de encanto..."

                                   J. Ramón Jiménez: Olvidos de Granada

 

DARRO:             Y el Darro, allá abajo, era

                        el estudiante mejor:

                        agua, agua, cielo, espejo,

                        nieve, nube, espuma son...

                                               Manuel Benítez Carrasco

 

“...Los ruidos de la ciudad unidos al suave murmullo de las aguas del Darro y borbotear de los surtidores en el claro espejo de las fuentes, todo coadyuva al inolvidable efecto de la Alambra”.

 Marino Antequera: Unos días en Granada

 

 

FUENTE DEL AVELLANO.

“Serpentea el camino de la fuente del Avellano por la ladera de la Silla del Moro, y es de los parajes más deliciosos en que podemos recrearnos. Inútil es querer dar idea de la belleza que encierra la apartada senda, abierta entre bosquecillos de sombríos avellanos, que dejan entrever el profundísimo cauce del Darro... “

Gómez Moreno: Guía de Granada

 

 

GRANADA:

“Granada, , la capital de la Andalucía y la recién casada entre sus ciudades. Sus alrededores no tienen semejantes en todo el universo; constituyen un espacio de 40 millas, cortado por el célebre Genil y otros numerosos ríos. Los jardines, los vergeles, las praderas y los huertos, los castillos y los viñedos rodean Granada por todas partes. Uno de sus más lindos sistios es aquel que llaman la Fuente de las Lagrimas (Aynadamar). Es una montaña en la que se ven las huertas y los jardines; ninguna otra ciudad se puede alabar de nada semejante”.

Ibn Battuta

 

Granada,

tu sierra llena de nieves

donde se guardan tus aguas,

que limpias y puras bajan

por el Darro y el Genil

a las fuentes de tus plazas,

dando vergel a tus cármenes

y a los bosques de tu Alhambra...

 

            Fernando Casado Caballero: “El agua de las fuentes de Granada”

 

“¡Que sonora va el agua

llamándose Granada!

 

agua por los arroyos,

inocente y alegre

como la infancia,

 

agua por las acequias

fresca, nueva, graciosa

fgual que una muchacha

 

¡Qué íntima está el agua

llamándose Granada!

 

agua por los aljibes

abandonada

 

agua por los estanques

ensimismada

 

¡Qué sonora, que íntima

y qué triste está el agua

llamándose Granada!

                        Manuel Benítez Carrasco


6. FOTOGRAFÍAS Y TEXTOS HISTÓRICOS

 

A. Los Orígenes

 

El agua nos llega en forma de lluvia o nieve. Después llega a los ríos o a los manantiales. En Sierra Nevada, y las demás sierras que circundan Granada, tenemos la gran reserva de agua. En ellas nacen los diversos ríos que abastecen los pantanos y acequias.

 

 

 

A-1. Sierra Nevada (La principal reserva de agua de Granada)            

 

A-2. Nieve en La Cartuja. En la nieve también se nos acerca el agua

A – 3  FUENTE GRANDE (En Alfacar)     

“Uno de sus más lindos sitios es aquel que llaman la Fuente de las Lagrimas (Aynadamar). Es una montaña en la que se ven las huertas y los jardines; ninguna otra ciudad se puede alabar de nada semejante”.

 Ibn Battuta

     

A-4. ACEQUIA DE AYNADAMAR (con Viznar al fondo).

“... Abu Mu’ammal, visir del rey ‘Abd Allah b. Buluggin (1073-1090) iniciador, además de obras de ingeniería tan importantes como la de la acequia de Alfacar, que surtió de agua aquellos contornos...”

A.Gallego Burín: Granada. Guía artística

e histórica de la ciudad

 

 

 

 

 

 

A – 5  CALLE DEL  AGUA DEL ALBAICÍN.

 

 

 

 

 

A-6 CALLE AGUA DE CARTUJA (entre las calles Real de Cartuja y Ancha de Capuchinos)

 

B.Embalses y ríos de Granada

 

            Los embalses almacenan el agua de los ríos, para que nos nos falte, a partir de ellos y desde los ríos, se canaliza por acequias hasta los diversos depósitos de la ciudad, que a su vez la distribuyen para el consumo doméstico, para el riego, piscinas, industrias, etc.

            Además los ríos han sido siempre lugar de embellecimiento y encanto para las ciudades. 

 

B – 1.  EMBALSE DE CANALES

B – 2.  EMBALSE DEL CUBILLAS

B – 3.  EMBALSE DEL CUBILLAS           

B – 5  RIO GENIL. (a su paso por el Paseo del Salón)

 

 

 

 

 

 

 

 

B- 6  RIO DARRO (a la altura de La Parroquia de San Pedro, con la Alhambra a la derecha)

 

 B – 7  RIO BEIRO (Cauce con El Fargue al fondo)

 

C . El agua para consumo

 

ALJIBES. En el Albaicín se conservan 26 aljibes públicos. Son depósitos cubiertos que almacenaban agua procedente de las acequias con una puerta al exterior desde la cual se sacaba el agua con la ayuda de un cubo atado a una cuerda.

 

PILARES Y FUENTES. Por distintos puntos de la ciudad se construían diversos pilares, y fuentes de los que se tomaba el agua para el consumo doméstico, así como para abrevadero de los animales. Todavía hoy quedan varios en los que se puede beber agua.

 

C - 1- ALJIBE DE PASO, en la Calle San Gregorio Alto, debe su nombre al hecho de ser cruzado por el principal ramal de la acequia de Aynadamar.

C - 2. ALJIBE DE SAN CRISTÓBAL. Se encuentra junto a la iglesia del mismo nombre a unos 6,30 metros por debajo del nivel de la calle para permitir la llegada del agua por la gravedad.

 

 

 

 

C-3 ALJIBE DE SAN NICOLÁS. Este aljibe tiene una fuente aparejada y una portada que parece barroca. Desde la plaza adjunta tenemos una de las mejores vistas de la Alhambra. 

 

C-4 PILAR DEL TORO

“... es de mármol de Elvira y tiene una cabeza de toro arro­jando agua por sus narices, senta­dos a los extremos de la pila dos mancebos desnudos y encima el escudo de la ciudad, que antes remataba en una Virgen del Pilar, de la cual solamente resta la peana. Fue labrado hacia la mitad del siglo XVI, y aunque son de mérito las esculturas, no se ha de admitir que las hiciera Berruguete, como dicen, sino Maeda u otro discípulo de Siloe. Ante le llamaban de los almizcleros y se surtía con agua de Valparaíso."                    

Gómez Moreno: Guía de Granada

 

C - 5. CORRAL DEL CARBÓN. “El patio, empedrado, tiene a su izquierda la escalera de acceso a los pisos altos y frente a ella hubo otra, en el lado opuesto. El centro lo ocupa una pila cuadrada de piedra con dos caños laterales”.

Gallego Burín:Granada. Guía artística...

C -6. PILAR DE LA CALLE DE ELVIRA. Al comienzo de ella se colocó, en 1671, un pilar de piedra, con dos caños a los lados y, en el frente, una cartela con inscripción recordando la fecha en que se construyó”

Gómez Moreno: Guía de Granada

 

 

 

 

C-7. PILAR DE DON PEDRO (Plaza Padre Suárez)

“En la Pl. Padre Suárez, se instaló en 1942, el llamado de Don Pedro, antes situado al final del Violón”.

Julio Belza: Fuentes de Granada

 

D. Alhambra y Generalife.

Si hay en Granada algún sitio en donde el agua forma parte de todo el conjunto es en el Palacio de la Alhambra y en los Jardines del Generalife. Allí el agua está presente en toda su hermosura y dejando en el ambiente ese complemento de vida que presta allí donde se encuentra.

 

 

 

 

D – 1. ACEQUIA REAL DE LA ALHAMBRA (sobre la Cuesta de los  Chinos, la acequia que conduce el agua desde el Generalife a la Alhambra)

 

 

 

 

D-2. AGUA EN LOS BOSQUE DE LA ALHAMBRA 

 

“Las frescas arboledas, rumorosas de arroyos,    cascadas y trinos, que rodean las murallas”  

Marino Antequera: Unos días en Granada

 

D- 3 y 4.   PILAR DE CARLOS V (llamado de las Cornetas en el s. XVII).

“Mandado construir por el conde de Tendilla. Lo trazó Pedro Machuca, lo ejecutó en 1545 el italiano Nicolao de Corte y lo restauró, en 1624, el escultor de Granada Alonso de Mena. Consta de dos cuerpos, alzados sobre una pila rectangular de 11,20 metros de larga por 1,70 de ancha y 0,95 de alta. El primer cuerpo, dividido en tres tableros separados por pilastras, con decoración de ramas de granado y escudos de la casa de Tendilla, tiene en los centros de cada tablero, arrojando agua por las bocas, mascarones reformados por Mena, que algunos interpretan como símbolos de los ríos de Granada –Darro, Genil y Beiro- y, otros del Verano, Primavera y Otoño, por estar coronadas sus cabezas de haces de espigas, flores y frutas y pámpanos y uvas.

En el segundo cuerpo, un tarjetón adornado de cintas y lazos y la inscripción “Imperatori Caesari Karolo quinto Hispaniarum regi” ocupa la parte central y, en los pedestales que lo encuadran, destacan el aspa, eslabón y pedernal, símbolos del Toisón, y las columnas de Hércules con el mundo y el águila imperial. Decoran sus lados preciosas cartelas y los extremos unos niños derrmando agua por caracolas que apoyan en el hombro, rematando el conjunto un semicírculo con el escudo imperial y adornado de cientas con el lema “Plus oultre”, flanqueado por ángeles que sujetan unos delfines. El pilar está adosado a un muro de 6,80 metros de alto decorado con pilastras dóricas y cuatro medallones en relieve, hoy casi borrados, que representaban a Hércules matando la Hidra y debajo el letrero “Non memorabitur ultra”; a Frixo y Hele sobre el Vellocino y la

leyenda “Imago misticae honoris”; a Dafne perseguida por Apolo con la inscripción “A sole fugante fugit”, y en fin, a Alejandro sobre el Bucéfalo y la advertencia “Non sufficit orbis”, alusiones todas al Emperador y a la Orden del Toisón.

El pilar está enclavado junto al cubo de defensa hecho en 1568 para protección de la próxima Puerta de la justicia, actual entrada principal de la Alambra.”

Antonio Gallego Burín: Granada: Guía artística...

 

 D-5- PILAR DE LA PUERTA DE LAS GRANADAS (En la subida a la Alhambra)

 

"Al lado contrario, más bajo que el camino, hay un pilar, levantado en 1835, y en el que se aprovecharon algunos restos árabes...”

Marino Antequera:Unos días en Granada

 

D -6 Y 7. MONUMENTO A ANGEL GANIVET y FUENTE DEL TOMATE

 

“Vueltos a las alamedas de la Alambra, en una de sus plazoletas, la llamada impropiamente, según nuestro erudito amigo don Jesús Bermúdez, de la fuente del Tomate, veremos el monumento levantado al escritor granadino Ángel Ganivet”.

 

Marino Antequera: Unos días en Granada

 

 

D – 8.   PATIO DE LA ALBERCA:

 

"Patio de Comares. Así se llamaba en el siglo XVI, y, desde el XVII, se le viene nombrando de los Arrayanes, de los Mirtos, del Estanque y de la Alberca, por la que ocupa su centro (34 metros por 7,10) y en cuyas aguas quietas se reflejan sus pórticos y su gran torre. En sus extremos dos pilas de mármol, una de ellas moderna...”

GALLEGO BURÍN: Granada. Guía artística... 

 

D – 9.   JARDINES DE DARAXA.

"Cipreses, acacias y naranjos crecen en encantador desorden entre los setos del boje y ponen su nota de verdor en este patio que es uno de los rincones de más peregrina belleza de la Alhambra. Su centro lo ocupa una gran fuente de mármol, colocada en 1626 aprovechando la taza agallonada que se encontraba en el patio del Mexwar,...”           

GALLEGO BURÍN: Granada. Guía artística...                 

 

 D-10. PATIO DE LOS LEONES 

 “La fuente es pieza capital del patio. Taza dodecagonal de mármol blanco con en el borde, ins­cripción que es un fragmento más del poema en honor de Mohamed V com­puesto por Ib-Zam­rak, del que ya he­mos hallado otros trozos y que ínte­gro fue descu­bierto en la Biblioteca Na­cio­nal de Paris por Derhburg. Bajo la inscripción y en forma de puntas, golpes de labor de lazo. Por medio de balaustres rematados por bolas, la taza descansa sobre unos leones, apenas conocida su especie zoológica por lo muy estilizados que están, lo que ha hecho atribuirlos al siglo X”.                       

     Marino Antequera: Unos días en Granada

 

 D – 11-12. JARDIN DE LOS ADARVES

 

El jardín construido en el s. XVII por el Marqués de Mondéjar, adornado con dos pilares de igual tiempo, fuentes –entre ellas la segunda taza de la fuente que estuvo en el Patio de los Leones-, surtidores, flores, arrayán y yedras que, tapizando las líneas de las murallas, dan vida a este rincón, de los más bellos de Granada y uno de los puntos desde donde el paisaje se ofrece al espectador en toda su integridad y belleza. Este rincón fue inmortalizado por el pintor Fortuny en su cuadro El jardín de los poetas.  Al extremo occidental del jardín hay un mirador, adosado a la torrecilla llamada de la Pólvora, de donde arranca la muralla que enlaza con las Torres Bermejas. En esa muralla se han fijado en 1957 los versos famosos de elogio a Granada del poeta Francisco A. de Icaza:

 

Dale limosna mujer,

que no hay en la vida nada

como la pena de ser

ciego en Granada

 

Gallego Burín: Granada. Guía artística...

 

D – 13-16 – CAMPO DE LOS MÁRTIRES.

 ”La cumbre de aquella última colina, llamada por los árabes campo de Ahabul, la denominaron los cristianos Corral de los Cautivos, porque en él encerraban los musulmanes a los prisioneros que trabajaban en las obras reales...”                       

GALLEGO BURÍN: Granada. Guía artística...

 

Hay varias, fuentes, un pilar y un gran lago artificial, dos pequeñas grutas con minúsculas cascadas de agua... Uno de los lugares más bonitos junto a los bosques de la Alhambra.                 

 

D-16- GENERALIFE PATIO DE LOS CIPRESES (o de La Sultana)

“Este patio, de singular encanto, tiene en su centro un estanque cercado de setos de arrayán y en medio de él, islotes con frondosa vegetación y otro estanquillo central con una fuente de piedra. En los cenadores se alzan viejos cipreses, uno de los cuales es el llamado ciprés de la Sultana, (al fondo en la fotografía) por referir la leyenda que junto a él se entrevistaban la esposa del rey Boabdil y un caballero abencerraje, hecho que dio origen al degüello de los señores de esta noble tribu.”                                                                                           GALLEGO BURIN: Granada. Guía artística...

 

 D – 17.  GENERALIFE - PATIO DE LA ACEQUIA

"Este patio es la parte más importante del Generalife, si bien, su aspecto ha cambiado desde los tiempos árabes, pues entonces se hallaba desembarazado de las construcciones que le agregaron los cristianos, y más unido a los jardines que le rodean. Ejemplo de jardín oriental cerrado, pero al que los miradores parciales con primeros términos abiertos en la época cristiana convirtieron en jardín a la italiana de fachada a los villa Tívoli. Por el centro corre, en toda su longitud, un canal que conduce las aguas de la acequia de la Alhambra que, en un juego de surtidores, saltan de un lado y otro del canal referido y en sus extremos se derraman en dos tazas de piedra...”

Gallego Burín: Granada. Guía artística...

 

D-18.  GENERALIFE. ESCALERA DEL AGUA

 

“..en 1526 la describía Navagiero con las siguientes palabras:  “... Hay una hermosa y ancha escalera que sube a un pequeño llano, en donde, por cierta piedra que allí hay, entra todo el golpe de agua que surte el palacio... La escalera está hecha de modo que de cierto en cierto número de escalones tiene una meseta plana, en cuya mitad hay una concavidad en donde poder recoger agua. También los pretiles que por ambos lados guarnecen la escalera tienen sus piedras ahuecadas por encima como canales. En la altura en donde está el agua hay sus llaves por separado para cada parte donde ha de correr; de manera que, cuando se quiere, dejan salir el agua, la cual corre por los canales que están en los pretiles. Según se quiere se la hace entrar en los recipientes que hay en las mesetas de la escalera o correr toda junta; y asimismo si se quisiese mayor cantidad de agua se puede hacer que crezca tanto que no puedan contenerla ni los canales de los pretiles, ni las pilas ni las mesetas; así que derramándose por la escalera quedan muy lavados sus escalones...”

 

Gallego Burín: Granada. Guía artística...

 

 

 

E-ESPACIOS ORNAMENTALES.

 

            Granada, al ser una ciudad que siempre ha tenido mucha agua, ha posibilitado que desde muy antiguo, se hicieran fuentes repartidas por toda la ciudad.

 

Las más antiguas están en la Alhambra y el Generalife, pero además de éstas, tenemos muchas fuentes adornando parques y jardines.

 

También hay en Granada dos Calles con el nombre de Calle del Agua. En la Alhambra la Torre del Agua y en el Generalife está también la Escalera del Agua.

 

A continuación pongo una galería fotográfica con varias fuentes:

 

F- USOS AGRÍCOLAS Y GANADEROS

 

            Además de todos los usos que hemos visto del agua, en Granada es importantísimo el uso que se hace de ella para los cultivos de la Vega, en donde, a través del riego, se posibilita la producción de gran variedad de hortalizas, frutales, flores, legumbres  e incluso de árboles,  que sin el agua no se podrían producir.

            Igualmente sirve para el ganado.